Historias de la Historia!

Si. Hoy gracias a todos ustedes, nuestra asociación es RECON25.000. He mos llegado a los 1.000 me gusta en nuestra página de Facebook. Empezamos siendo unos poquitos, aqui lejos en Tenerife y poco a poco, y ultimamente a gran velocidad gracias principalmente a las láminas de uniformes, llegamos a esa cifra de 1.000 seguidores… Gracias a todos!

Hoy somos Recon25 y mil

Hoy somos Recon25 y mil

Y aprovechando esta efemérides, la tercera parte de Cassino estará en breve, pero estamos liados, y mucho, preparando el día de los Museos que celebraremos en el Museo Militar de Almeyda el próximo sábado 17 de Mayo…
Un adelanto? Utah…

— viene de http://recon25.com/blog/?p=258

Y como centro clave de la línea Gustav, debido a la importancia estratégica que suponía para el camino hacia Roma, Montecassino estaba presta a ser defendida por fuerzas resueltas a no ceder terreno. Ya en el mes de Diciembre la línea Gustav había sido traspasada por el río Sangro y se dirigían hacia el río Moro, para intentar conquistar Ortona, a orillas del Adriático y con un puerto que podrñia solucionar parte de las necesidades de suministros aliadas. Ortona fue un infierno… llamada la “pequeña Stalingrado”, luchando de casa en casa, abriendo agujeros en las paredes con PIATS y lanzando granadas a través de ellos, entre los días 20 al 28 de diciembre costó a los canadienses y a los paracaidistas alemanes centenares de bajas. Este vídeo de Canal Historia relata el brutal enfrentamiento.

A pesar de estas victorias, el frío invierno, las lluvias torrenciales y sus consecuencias con ríos desbordados y el barro, hicieron que de nuevo se estancara la ofensiva. Evaluando los posibles ataques y rutas, los aliados llegaron a la conclusión de que para avanzar, y llegar a Roma, debían tomar el camino por el valle del Liri, que se juntaba con el río Rápido delante del pueblo de Cassino, formando con la mole de la montaña, la pesadilla peor que un estratega querría encontrarse. Sin embargo, y debido a la importancia de esos 14 siglos de historia que tenía la abadía de Montecassino, el comandante en jefe alemán en Italia, Albert Kesselring ordenó a sus hombres no incluir el monasterio en la línea defensiva, e informó de esto tanto al Vaticano como a los Aliados. Por su parte, el general norteamericano Mark Clark, comandante en jefe del 5º Ejército USA, planeó que en un frente de 30

Albert "sonriente" Kesselring

Albert “sonriente” Kesselring

Mark Clark

Mark Clark

kilómetros, las divisiones 5 y 56 de Infantería del X Cuerpo Británico atacara el día 17 de Enero, atravesando el Garellano, el 19 por la noche, la 46 británica lo pasaría también por su unión con el Liri, para apoyar al  II cuerpo de Ejército USA que atacaría el 20, con la división 36 (Texas) y el cuerpo expedicionario francés del General Juin hacia Monte Cairo, bisagra de las líneas Gustav y Hitler.  Este cuerpo expedicionario francés, es protagonista del importante avance por las montañas perdiendo más de 2.500 hombres en ellas, aunque lo fue también de un hecho, que además, fue permitido (y en cierto modo, espoleado) por el propio Juin: Miles de mujeres y niñas italianas, entre los 11 y los 86 años, (así como casos de niños y hombres) fueron violadas por las tropas argelinas y marroquíes que componían dicho cuerpo expedicionario. Muchas de ellas murieron como consecuencia, así como cerca de 1.000 hombres que trataron de defenderlas. Una película, La Ciociara, protagonizada por Sofía Loren, (que recibió el premio Oscar a mejor actriz por su papel en esta película),  recuerda este terrible acontecimiento.

Volviendo al primer asalto el día 17 de Enero. Las divisiones inglesas se lanzan sobre el Garellano y lo cruzan, pudiendo romper el frente, pero al fallar por parte de la inteligencia aliada en identificar la debilidad de las fuerzas alemanas enfrente, pierden la oportunidad y el General von Senger, jefe del XIV cuerpo Panzer, pide ayuda a Kesselring que envía dos divisiones de panzer-granaderos a reforzar la línea.

El 5º Ejército USA, había tardado seis semanas en avanzar los últimos 11 kilómetros en su camino desde la línea Bernhardt, hasta llegar a la línea Gustav. En ese proceso había sufirdo 16.000 bajas! Con poco tiempo para preparar el ataque y nada para descansar, comienzan el día 20 su ofensiva, y aunque algunas fuerzas de la 36 Texas consiguen pasar el Rápido en dos puntos, pero son aisladas por la 15 división de Panzergranaderos  y aunque el 21 logran atravesar refuerzos, sin apoyo de blindados, tienen que retirarse a sus líneas, cruzando el Rápido, perdiendo cerca de 2.100 hombres en 48 horas.

Como apoyo a estos ataques tratando de desbloquear la situación en Cassino, y tomando a los alemanes totalmente por sorpresa, desembarcan el 22 de Enero en Anzio (operación Shingle), un conglomerado de fuerzas británicas y estadounidenses, en un número cercano a 40.000, entre los que se encuentran rangers, paracaidistas de la 82 USA, comandos británicos, varias divisiones de infantería y batallones blindados. Apenas encuentran resistencia y a medianoche de aquel día, cerca de 36000 hombres y 3200 vehículos, junto con gran cantidad de suministros,  han sido desembarcados.

Cassino y Anzio1943

Cassino y Anzio1943 (ampliar)

Pero el general Lucas, al frente de la invasión, resulta ser muy cauteloso y prefiere acumular todo lo que puede antes de lanzarse a la ofensiva. Cuando lo hace, (el 30!!!), Kesselring que había previsto esta contingencia, movió un grupo de combate (Kampfgruppe) de la 4ª División Paracaidista y la acorazada Herman Goering, solicitando además refuerzos que vendrían desde Yugoslavia y Francia. Pocos podrían imaginar que esta audaz operación, que podría haber sido determinante en aniquilar los efectivos alemanes y tomar Roma en muy poco tiempo, iba a durar 4 largos meses…. Churchill, tan ingenioso como siempre con sus frases, dijo sobre Lucas: “Tenía la esperanza de que estábamos lanzando un gato salvaje en la orilla, pero todo lo que hemos conseguido ha sido una ballena varada”. Para colmo, Kesselring puso  enfrente de Lucas al tenienge general paracaidista Schlemm, que dio mayor eficiencia aún a las operaciones defensivas y después de este a  von Mackensen, comandante del XIV Ejército alemán. Cuando el 30, se lanzan los Rangers americanos a la ofensiva, las escenas de heroísmo son por los dos lados a la vez increibles y espantosas. Una de ellas corresponde al sargento Truman Olson,  que despues de haber perdido a casi toda su compañía en un mano a mano con los alemanes durante 16 horas, consigue atrincherarse en una posición elevada en forma de herradura, y con una única ametralladora mantiene a raya los asaltos alemanes, que van uno a uno eliminando a su gente.

Sgt. Olson

Sgt. Olson

El mismo es herido gravemente, y a pesar de esto, sabiendo lo importante que es la posición, rehusa retirarse y se queda sólo defendiendola. A la mañana siguiente, unos 200 alemanes se lanzan al asalto de la posición, hiriendo de nuevo a Olson,

que rechaza durante una hora y media más el ataque, matando a unos 20 teutones e hiriendo a muchos más, hasta que una granada hace volar por los aires la posición y a Olson, que un año más tarde recibe la más alta condecoración, la Medalla de Honor del Congreso.

El tres de febrero, von Mackensen lanza su contraofensiva habiendo sonseguido reunir cerca de 100.000 hombres para atacar la cabeza de puente, consiguiendo hacer tambalear las líneas aliadas, que gracias al apoyo de la artillería naval y a las fuerzas aéreas consiguen mantener el tipo, algo que en unos meses se repetirá en Normandía, aunque en esta ocasión a punto estuvieron de volver al agua. De hecho el día 16, cuando von Mackensen lanza la operación Fischfang, los aliados tienen que agarrarse a su última línea de defensa en la playa y contraatacar, pero son tantas las bajas por un bando y por otro que no tienen más remedio que parar para reponerse, llegando a una guerra de desgaste y duelos de artillería pesada,  con calibres de más de 200 mm, como el Krupp K5 de la foto de abajo, que se asemejaban a la anterior conflagración mundial, como recordaron veteranos de la I Guerra Mundial presentes en ambas carnicerías.  Una descripción muy interesante, en inglés puede encontrarse en los Archivos de Historia del Ejército USA, aqui.

Anzio Annie

Anzio Annie

En el momento, la operación en Anzio pudo calificarse como un fracaso; Churchill de nuevo: “Anzio fue una historia de grandes oportunidades y esperanzas destrozadas, de hábil comienzo por nuestra parte y rápida recuperación por parte del enemigo, de valor compartido por ambas partes”, consiguiendo al fin que reemplazaran a Lucas por Lucien Truscott .Pero el hecho de atraer tantas fuerzas a este frente, distrayéndolas de Francia, a punto de convertirse en el frente más importante, puede hacer que la balanza del éxito/fracaso, se equilibre al menos un poco.

Mientras en Cassino en sí, proseguían los terribles combates, consiguiendo la infantería americana a primeros de febrero, varios puntos estratégicos, llegando casi a las paredes del monasterio, pero siendo rechazados de nuevo por el 2 Regimiento de Fallschirmjägers. El II Cuerpo de Ejército USA, estaba “quemado”, y el 11 de Febrero después de un intento de asaltar durante tres días la colina del Monasterio y el pueblo de Cassino, fue retirado, siendo sustituído por el cuerpo Neozelandés del general Freyberg, quedando abierta la puerta para la Segunda Batalla de Monte Cassino, con la operación Avenger que comenzaría el 15 de Febrero.

El último día que la abadía de Montecassino estuvo en pie….

El castillo de Cassino siendo pulverizado por la artillería. La Abadía en la colina inmediatamente detrás.

El castillo de Cassino siendo pulverizado por la artillería. La Abadía en la colina inmediatamente detrás.

Abadía de Monte Cassino

Fotografía aérea de la Abadía de MonteCassino, unos dias antes del bombardeo

De vuelta estamos! Después de un tiempo sin publicar nada, debido a falta de tiempo y sobretodo al cambio de servidores, aquí estamos de nuevo.

Va a ser este un año lleno de conmemoraciones de 70 aniversario que trataremos de cubrir desde este blog, y alguna de esas, será en directo… pero no adelantemos acontecimientos. Hoy: Montecassino.

Cassino es una pequeña ciudad del Lacio, a unos 130 kilómetros de Roma. Cerca de ella se alza sobre una estratégica colina, la Abadía benedictina de Montecassino, fundada por San Benito hacia el año 529. Precisamente ese estratégico punto fue causa de numerosos saqueos y destrucciones, empezando por los lombardos en el 584, mas tarde sarracenos, Napoleón en 1799 y  la que nos ocupa: las cuatro batallas de Montecassino en 1944.

Con el final de las campañas de Africa y Sicilia, los aliados buscaban dar un nuevo golpe a la aún formidable Wehrmacht. Stalin, reciente vencedor de la tremenda batalla de Kursk, exigía la apertura de un frente en la Europa Occidental que hiciera que los alemanes destinaran parte de las fuerzas que estaban en el Este. Y así, siguiendo la frase de Churchill de propinar un golpe en el “blando vientre de Europa”, el tres de Septiembre de 1943 comienza la invasión de la Italia peninsular con  una operación para distraer fuerzas alemanas sobre Calabria (Operación Baytown), que no produjo el efecto deseado, el 9 de Septiembre la de Tarento (Operacion Slapstick) y la principal, el mismo día, la Operación Avalanche en Salerno.

Invasión de Italia 1943

Invasión de Italia 1943

Sobre la operación de Tarento, hay que anotar que fue la primera vez que la 1ª División Aerotransportada Británica actuó como tal, ya que tan sólo dos de sus regimientos tenían experiencia en combate en Africa y Sicilia, donde sufrieron graves pérdidas, y que además, no pudo ser lanzada desde aviones, debido al insuficiente número de éstos, destinados a la 82 División aerotransportada americana para la operación sobre Salerno. Desembarcaron desde cruceros y destructores británicos en el puerto de Tarento, abierto por negociaciones secretas entre italianos y aliados, y avanzaron  rápidamente  unos 40 kilómetros fuera de la ciudad, donde los Fallschirmjägers (paracaidistas) alemanes, habían dispuesto medidas para retrasar el avance británico. Allí en Castellaneta la División británica perdió a su comandante en jefe, el General Hopkinson, víctima del fuego de ametralladora de los Fallschirmjägers, un aviso de lo que estos soldados iban a demostrar durante los siguientes meses.

En tanto, el avance desde Salerno iba siendo retrasado por pequeñas operaciones locales alemanas, que, al fin, desencadenaron un fuerte contraataque el día 13, aunque tres días después hubo de ser suspendido, debido a la gran superioridad naval y aérea aliada, dando lugar a las batallas defensivas y de desgaste que tan bien supo plantear el general de la Luftwaffe Albert Kesselring, comandante en jefe de las fuerzas alemanas desde Pisa hasta el sur de Italia y el jefe del X Ejército von Vietinghoff. Kesselring, con estos movimientos, había ido preparando una serie líneas defensivas a lo ancho de la península italiana y con unas retiradas muy bien coordinadas, consigue que los apenas 60 kilometros que separan Salerno de Nápoles, los tarden en cubrir los ejércitos aliados en dos semanas. No es hasta el día 1 de Octubre que no llegan las fuerzas aliadas a Nápoles, que ha pasado los 4 últimos días de Septiembre envuelta en tiroteos entre italianos y alemanes, antiguos aliados.

Lineas de defensa al Sur de Roma

Lineas de defensa al Sur de Roma

 

A punto estuvo Kesselring de devolver a los aliados al mar; pudo haber sido así si hubiera recibido refuerzos del grupo de Ejércitos del norte de Italia, comandados por Erwin Rommel, que equivocadamente influyó en Hitler, afortunadamente para los Aliados, en la consideración de objetivo no estratégico el territorio al sur de Roma.  Pero, viendo las pérdidas que infligía el 10 ejército de Vietinghoff a los aliados y escuchando los muy acertados razonamientos estratégicos de Kesselring, el Führer  nombró a este último, jefe de todos los ejércitos en Italia, mandando a Rommel a partir del 6 de Noviembre a supervisar la construcción del Muro del Atlántico en la costa atlántica francesa. A partir de aquí, la subida por la “bota” italiana, iba a ser mucho más lenta y costosa.

Hasta mediados de Enero de 1944, no habían conseguido romper las tres primeras líneas, Volturno, Bárbara y Bernhard, dando tiempo a Kesselring de construir la formidable línea Gustav, que desde la desembocadura del rio Sangro en el Adriático, pasaba por los Apeninos y llegaba al mar Tirreno por el rio Garellano (el rio en donde el Gran Capitán,  Gonzalo Fernández de Córdoba en 1503 dio una monumental paliza a los franceses… ya la contaremos!). El centro de esa línea era Monte Cassino.

 

—- Continuará —-

 

 

 

 

Hoy, 16 de Julio, se cumplen 802 años de la batalla posiblemente más importante de todas las que se dieron en el proceso de la Reconquista de la Península Ibérica. Cerca del pueblo de Santa Elena en Jaén, un ejército aliado cristiano formado por unos 62.000 hombres, se enfrentó a los aproximadamente 200.000 de la coalición almohade encabezada por Muhammad Al-Nasir, comocido entre los cristianos Miramamolín, versión en castellano del árabe Amir al-Mu’minin es decir «Principe de los Creyentes».
La mayoría de las fuerzas cristianas eran los castellanos de Alfonso VIII, pero con importantísimos refuerzos de las fuerzas aragonesas de Pedro II, navarros de Sancho VII, portugueses de Alfonso II, que envió a parte de su ejército, aunque él se quedó en Portugal, y las órdenes militares del Temple, San Juan, Santiago, Calatrava y San Lázaro, junto a voluntarios franceses y leoneses, voluntarios estos que acudieron al enfrentamiento sin tener al ejército del rey de León, Alfonso IX, que aunque quería participar enla batalla, había impuesto la condición de la devolución de ciertos castillos y plazas, para su participación oficial; como el rey castellano se negó, aquél no participó en la batalla. Aun cuando la amenaza era para todos los reinos, está claro que el ombliguismo de este país ha estado presente siempre… Pero volvamos a lo que hoy nos atañe.

Miramamolín, impulsado por la llamada a la guerra santa, tenía un ejército enorme: Andalusíes, marroquíes, árabes venidos de todo el Islam, almohades, la caballería africana, arqueros a caballo turcos, los temibles imesebelen, soldados-esclavos fanáticos unidos con estacas y cadenas, de modo que o luchaban o morían, porque no podían retirarse…

La batalla de las Navas de Tolosa

Representación de la batalla, hoy en el palacio del Senado …


La batalla fue el resultado de la cruzada emprendida por el rey Alfonso VIII, el arzobispo de Toledo Rodrigo Ximénez de Rada y el papa Inocencio III contra los almohades musulmanes que dominaban Al-Ándalus, que había llegado de nuevo hasta los Montes de Toledo, como consecuencia de la derrota del rey Alfonso VIII en la batalla de Alarcos en 1195, poniendo en peligro hasta la misma ciudad de Toledo. Así pues, en cuanto cesaron las treguas, el rey castellano, comenzó a preparar su desquite, contando además con aliados de fuera de las fronteras de los reinos de la península, atraídos por la cruzada convocada y porque se extiende la creencia, muy real, de que la intención de los almohades es volver a invadir toda la península y seguir los pasos de las primeras invasiones más allá. Tratando de evitar que los aproximadamente 30.000 cruzados “tramontanos” crearan problemas en Toledo, los concentra en las afueras, pero estos, acostumbrados a las cruzadas de oriente, asaltaron la judería toledana provocando una masacre y rapiñando el botín. Más tarde, con la rendición de la fortaleza árabe de Malagón, en la que se había ofrecido la misma a cambio de la supervivencia, los tramontanos pasaron a cuchillo a los habitantes, provocando más incidentes con los castellanos de Alfonso VIII, que continuaron con la toma de Calatrava la Vieja, en donde el rey había ordenado el trato humanitario de los habitantes, cosa que ya los tramontanos no soportaron y dejaron en la estacada a las tropas cristianas, a excepción de algunos cientos de caballeros franceses.
Despliegue

Disposición de los ejércitos


Y así avanzan hasta donde se encuentran las tropas almohades, a las Navas de Tolosa, (en donde hay un centro de interpretación de la batalla o si hacemos caso a la web de la diputación de Jaen “El museo invita al visitante a profundizar en el debate de la multiculturalidad y el diálogo entre civilizaciones, desde una reflexión crítica sobre los conflictos que vivimos en la actualidad y como una pequeña aportación a la cultura de la paz”… que? me gustaría visitarlo a ver que “interpretación” se hace… vuelvo, que me pierdo). Allí el califa Al-Nasir corta el acceso de los cristianos al valle, de forma que estos quedan rodeados por la montañas y con apenas capacidad de maniobra, pero entonces, se produce el milagro de que un pastor, “que Dios embió de repente” como escribió después de la batalla el rey Alfonso al papa, y al que le llamaron Martín Alhaja, les conduce por un paso llamado Puerto del Rey y cruzan la sierra, para al fin marchar contra las huestes de Miramamolin. Martin Alhaja, con el tiempo,y aquí entra la leyenda, se le identificará con San Isidro. patrón de Madrid y muerto hacía unos pocos años. Sobre esto hay abundante literatura, curiosa, pero que haría irse por otros derroteros esta entrada en el blog, y ya se me ha ido un par de veces.

Así pues, durante los días 14 y el domingo 15, se producen escaramuzas entre los contendientes, y es el lunes 16 cuando al fin los cristianos se deciden y atacan a la primera línea árabe, el cuerpo que debía recibir el choque frontal de la caballería cristiana. Era las tropas más fanatizadas por el Islam, los que entendían que estaban en una yihad contra los infieles cristianos, estos repiten la táctica de Alarcos, simulando una retirada inicial para contraatacar luego con el grueso de sus fuerzas de élite en el centro. A su vez, los flancos de caballería ligera almohade, equipada con arco, tratan de envolver a los atacantes que al verse rodeados, hace que acuda la segunda línea de combate cristiana, pero no es suficiente. La tropa de López de Haro con unas bajas muy elevadas, comienza a retirarse, aunque allí quedan el propio capitán, junto a su hijo, Nuñez de Lara y las Ordenes Militares en heróico combate.

Al ver retroceder a los cristianos, los musulmanes rompieron su formación cerrada para perseguirles, lo que fue un grave error táctico. Esta peligrosa maniobra de los musulmanes, debilitó el centro del ejército almohade . Al ver el retroceso de los cristianos, y la resistencia de Lopez de Haro, los reyes cristianos al frente de sus caballeros e infantes inician una carga, la carga de los tres reyes, y se lanzan al campo de batalla con todo lo que tenían. Era vencer o morir, vencer o ser invadidos por los almohades. Los flancos cargan contra los flancos del ejército almohade y los reyes marchan en una carga imparable. El rey Sancho VII de Navarra aprovechó que la milicia había trabado combate a su flanco para dirigirse directamente hacia la tienda roja Al-Nasir. Los doscientos caballeros navarros, junto con parte de su flanco, atravesaron su última defensa, los imesebelen, que muere peleando fiel a su promesa, y a las cadenas que les mantenían en su puesto. Estas cadenas son las que están desde entonces en el escudo de Navarra.

VidrieVidriera Colegiata Roncesvalles

Vidriera Colegiata Roncesvalles con Sancho de Navarra en el centro

El degüello dentro de la empalizada de Miramamolín fue terrible. Se dice que la carnicería en aquella colina fue tal que después de la batalla, los caballos apenas podían circular por ella, de tantos cadáveres como había amontonados. El ejército de Al-Nasir se desintegró. En la terrible confusión cada cual buscó su propia salvación en la huida, incluido el propio califa, huida que proporcionó a los cristianos un ingente botín de guerra, y del que se conserva entre otros muchos objetos, la bandera o pendón de Las Navas en el Monasterio de Las Huelgas en Burgos. Se considera el mejor tapiz almohade de los que hay actualmente en España.

El pendón de las Navas

El pendón de las Navas

Desde entonces los musulmanes de la Península Ibérica no se recuperaron y de esta derrota se inició la decadencia de la civilización árabe en la Península Ibérica. Además inició el desmembramiento de al-Ándalus en reinos de Taifas, que favoreció el avance de los reinos cristianos así como el inicio de la superioridad militar, económica y política de los reinos cristianos, hasta quedar el último reino musulmán, el de Granada, hasta que Boabdil “el Chico” último rey musulmán español, entregó las llaves del reino a los Reyes Católicos el 2 de febrero de 1492, terminando así los casi 800 años de Reconquista, y comenzando, unos meses después, otra epopeya de aquella España unificada, el Descubrimiento del Nuevo Mundo.

Pero esas son otras Historias….. Otras grandes Historias

La rendición de Granada

La rendición de Granada por Boabdil a los Reyes Católicos

FRANZ STEIGLER

El 20 de diciembre de 1943 el 2º Teniente Charles “Charlie” Brown, perteneciente al 379º BG, se dirigía a bombardear la fábrica de aviones Focke Wulf en Bremen. Su aparato era un B-17 apodado “Ye Olde Pub”.

Los bombarder…os fueron el objetivo de algunas baterías pesadas antiaéreas en su ruta hacia el objetivo. La metralla alcanzó a dos de sus motores y su bombardero comenzó a quedarse rezagado. El líder de vuelo fue alcanzado y derribado.

FRANZ STEIGLER II

Los cazas alemanes no tardaron en aparecer, ocho cazas atacando desde la parte frontal y otros siete desde atrás. El fuego defensivo del dañado B-17 alcanzó a uno de ellos derribándolo antes de que el bombardero comenzase a descender. Brown recuerda:

“Comencé a descender en espiral saliendo de ella muy cerca del suelo. En mi memoria perdura la tensión de esquivar árboles y edificios, tuve pesadillas durante años y años esquivando una y otra vez árboles y edificios. Creo que los alemanes pensaban que terminaría por estrellarme.”

Sin embargo el B-17 se recuperó, aunque Brown y cuatro de sus tripulantes estaban heridos mientras que uno de los artilleros había muerto. El instrumental también había sido alcanzado resultando dañada la brújula y se encontraban sin oxígeno. Poco después apareció un Messerschmitt Bf 109, pilotado por Franz Stigler. Acercándose a toda velocidad por la cola de bombardero Stigler pudo ver que el artillero de cola estaba gravemente herido.

“Vi su artillero tendido y sangrando profusamente … así, no podía disparar.”

Brown-y-Stigler-con-un-cuadro_

Mientras volaba parejo a la cabina del B-17 le hizo señas de que aterrizase, pero Brown se negó. También le indicó que fuese a Suecia, a tan solo 30 minutos de vuelo, pero también se negó. Stigler escoltó al B-17 rumbo a Inglaterra y de regreso en su base les comunicó a sus superiores que el bombardero había caído al mar.

“Traté de llevarlo a tierra, en Alemania, pero no reaccionó. Pensé en otra solución, llevarlo a Suecia porque su avión estaba muy dañado, nunca vi algo tan dañado que aún pudiera volar.”

“Yo no tenía estómago para acabar con esos hombres tan valientes” dijo más tarde Stigler. “Volé junto a ellos durante mucho tiempo. Ellos estaban tratando de llegar a casa desesperadamente. Yo no podría haber disparado contra ellos. Hubiera sido como disparar a un hombre en paracaídas.”

Stigler y Brown se reencontraron finalmente en 1989, se convirtieron en grandes amigos hasta el fallecimiento de ambos, en 2008.

Fuentes:

http://10.media.tumblr.com/NAJN8JTZ6r1u … o1_500.jpg
http://www.flyingcarrot.com/Brown%20And%20Stigler.htm
http://www.captaincomics.us/index.php?o … &Itemid=36Ver más

Eran las 02:41 de la mañana del 7 de mayo de 1945, en los cuarteles aliados en Reims, Francia, el general Alfred Jodl, jefe del OKW, firmó el acta de rendición incondicional para todas las fuerzas alemanas ante los Aliados. En la rendición podía leerse «todas las fuerzas bajo el mando alemán cesarán las operaciones activas a las 23:01 horas, hora de Europa Central, el 8 de mayo de 1945». La noticia de la rendición se extendió por toda Europa, las celebraciones en las grandes y pequeñas ciudades en todo el mundo aliado que habían sufrido aquellos años se dispararon sin control… Bueno, en todo el mundo, no. Stalin, enojado al saber de la rendición en Reims ante ingleses y norteamericanos (y.. ¡¡franceses!!), exigió una rendición incondicional y expresa ante los soviéticos, aun cuando en dicha firma había un representante soviético en ella, y suspendiendo cualquier celebración hasta que no se hubiera hecho efectiva esta, cosa que se hizo el 9 de Mayo. Y realmente continúa siendo así. El V-E victoria en Europa se celebra el día 8 para los aliados occidentales, y el 9 en los territorios “liberados” por la antigua Union Soviética, estableciendo separaciones, ya patentes desde hacía algunos años, entre los supuestos aliados contra la Alemania Nazi.

Rendición en Reims

Rendición en Reims


Realmente, aunque son estas las fechas de la rendición alemana, los distintos frentes se habían venido desmoronando rápidamente y desde la fecha del suicidio de Adolf Hitler, 30 de Abril, las rendiciones se habían sucedido a lo largo de todos ellos. Así el 4 de Mayo, el mariscal Montgomery recibía la rendición incondicional de todas las fuerzas en Holanda, noroeste de Alemania y Dinamarca, en Luneburg, cerca de Hamburgo, (en http://www.britishpathe.com/video/surrender-by-germans se puede ver un pequeño video de este momento).
Antes, el 1 de Mayo, el general de las Waffen SS Karl Wolff y el general Vietinghoff aceptaban la derrota y rendían todas las fuerzas alemanas, y las italianas fascistas que seguían luchando con ellos, a los aliados. Al día siguiente era Berlín quien capitulaba, seguido el tres de Mayo por Hamburgo, Bremen, Sajonia y Turingia, y el 5 la Kriegsmarine recibe la orden del almirante Doenitz de suspender todas las operaciones y regresar a sus bases, entregándose también todas las fuerzas en Noruega. Ese día 5 de Mayo comienza también un levantamiento en Praga contra las tropas alemanas, que acabará con una venganza sangrienta en Checoslovaquia contra los ciudadanos de origen alemán ó étnico alemán, de la que se desconocía hasta hace no mucho tiempo, la magnitud y crueldad con la que se aplicaron. El 6 era Goering el que se rendía al general Spaatz, así como la “Festung Breslau”, la fortaleza de Breslau la que se rendía, después de haber resistido las oleadas del Ejército Rojo durante varios meses. Y, al fin, llegada la noticia de la rendición del 8 de Mayo, cayeron el resto de los bastiones que aun resistían en puntos de toda Europa, desde la bolsa de Kurlandia, hasta los puertos de Dunkerke, Saint Nazaire (el 11 de Mayo!!), Lorient, Rochelle, y las islas británicas Guernesey y Alderney en el Canal de la Mancha.
Documento de la rendicion

Documento de la rendicion firmado el 7 de Mayo por Jodlde la rendicion


Aunque hubo algunos enfrentamientos hasta casi final de Mayo y los últimos soldados alemanes, custodios de una estación meteorológica en la isla noruega de Svalvard, fueron encontrados en el mes de Septiembre por unos pescadores de focas, el Reich de los Mil Años había dejado de existir. Al terminar la guerra en septiembre de ese mismo año, se habían extinguido las vidas de más 60 millones de personas, movilizado a más de 100 millones en 30 países distintos, en una guerra total (Totaler Krieg, término basado en una expresión del ministro de propaganda Goebbels durante un discurso ante enfervorizados oyentes), que hizo que, como nunca antes, se aunaran los esfuerzos económicos, industriales, humanos y científicos de las naciones beligerantes como nunca antes (y hasta ahora), se había visto.
Portada del ABC el 08 de Mayo de 1945

Portada del ABC el 08 de Mayo de 1945


Lamentablemente, el final de esa guerra no acabó con las guerras, ni tan siquiera la amenaza de la destrucción nuclear pudo conseguir que los poderes que más reforzados salieron de la contienda, la URSS y USA, se enzarzaran en una “Guerra Fría”, que aunque no llegó al enfrentamiento directo entre dichas potencias, si movieron sus peones para mantener bien caliente lo que siempre ha provocado las guerras: la ambición… Pero de la posguerra hablaremos otro día. Recordemos esta fecha, como lo que es, el fin de la barbarie más atroz que ha parido la “humanidad”. ¡Que no olvidemos de lo que somos capaces! ¡Feliz V-E!

 

El Gueto de Varsovia fue el más grande de todos los establecidos en la Europa ocupada por los nazis durante la II Guerra Mundial. En 1940 se cercó una extensión de poco más de 3 Km2 para recluir a la población judía de Varsovia y sus alrededores, unos 400.000. Fueron tres años de hambre, enfermedades, deportaciones al campo de exterminio de Treblinka… que culminaron con el levantamiento del gueto. En mayo de 1943, tras sofocar el levantamiento los nazis, el balance era desolador… más de 300.000 judíos habían muerto.

Gueto

Dentro del gueto de Varsovia el historiador judío Emanuel Ringelblum creó el grupo Oyneg Shabat (la alegría del día de descanso) formado por científicos, escritores, dibujantes, rabinos… con la única intención de contar el día a día en el gueto; una crónica de sociedad de la reclusión y las miserias sufridas para, una vez terminada la guerra, escribir un libro. Reunían la información que todos les proporcionaban y con ella elaboraban informes, ensayos, dibujos…. Además, uno de los deportados al campo de Chelmno,Yacob Grojanowski, consiguió escapar y regresó al gueto donde describió con todo detalle todas las atrocidades que había visto. Se elaboró un informe detallado y, a través de la resistencia polaca, se hizo llegar a Londres donde fue publicado como el informe Grojanowski. Aumentaban las deportaciones a los campos y la muerte, por enfermedades o hambre, se adueñaba del gueto… las expectativas de poder salir con vida de allí se iban diluyendo. Así que, se olvidaron del libro y decidieron esconder toda la documentación enterrándola en 3 latas de leche y 10 cajas metálicas por todo el gueto… el mundo debía conocer aquel horror. A fecha de hoy se han localizado las 10 cajas metálicas y 2 latas de leche.

lata

Tras el levantamiento del gueto, casi todos los miembros del grupo fueron asesinados, pero Ringelblum y su familia consiguieron escapar y estuvieron escondidos casi 2 años. Cuando fueron descubiertos por los miembros de la Gestapo, ejecutaron a toda la familia y… a la que les había dado cobijo.

 

 

 

Tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, y durante tres años, los victoriosos aliados llevaron a cabo el mayor traslado forzoso de población: entre doce y catorce millones de personas de origen alemán residentes en los países ocupados de Europa del Este, fueron expulsados de sus hogares y obligados a instalarse en una Alemania en ruinas. Metidos en camiones o trenes de ganado, los mismos que se utilizaron para deportar a los judíos, sufrieron enfermedades, hambre y malos tratos… En otros casos, no fueron expulsados directamente sino que pasaron semanas y meses en campos de concentración -en algún lugar se aprovecharon los campos nazis-.

Sin título

En la Conferencia de Potsdam (1945) se reunieron Harry S. Truman, Winston Churchill -sustituido más tarde por Clement Attlee- y Josef Stalin para elaborar el tratado de paz y discutir los pormenores de la posguerra… y la hipócrita expulsión y migración forzosa. La propuesta partía de Stalin, que ya la había puesto en práctica anteriormente, pero fue apoyada por EEUU e Inglaterra; sólo Francia, que no participaba en la Conferencia, rechazó la propuesta. La medida se vendió como la única forma de prevenir la violencia sobre la minoría étnica alemana en los países ocupados (Polonia, Checoslovaquia, Hungría…) y la creación de Estados étnicamente homogéneos. Realmente fue una limpieza étnica.

En palabras de Churchill:

La expulsión es el método que, en la medida de nuestras posibilidades, será el más satisfactorio y duradero. No habrá mezcla de poblaciones que causen problemas eternamente […] Se hará una limpieza.

En la práctica, la medida adoptada en Potsdam sólo hacía que ratificar una política de hechos consumados que el Ejército Rojo había puesto en práctica en su avance hacia Alemania.

Si bien es cierto que algunos residentes en los países ocupados de origen alemán se aprovecharon de tal circunstancia durante la ocupación y de que, tras el fin de la guerra, hubo algunos casos aislados de venganzas entre la población civil, no se justifican las medidas adoptadas. La migración forzosa, que según la declaración de Potsdam, debía ser ordenada y humana, se convirtió en una crisis humanitaria… los refugiados llegaban con lo puesto a una Alemania devastada.

A finales de 1947, el Consejo de Control Aliado declaraba:

La oposición a todas las transferencias de población obligatorias futuras, en particular el traslado forzoso de personas de los lugares que han sido sus hogares durante generaciones.

 

 

USS Indianapoles at Pearl Harbour

El USS Indianapolis fue un crucero pesado de clase Portland perteneciente a la Armada de los Estados Unidos, con numeral identificador CA-35. Fue buque insignia del almirante Raymond Spruance desde 1943 a 1944, pero es famoso porque fue el buque que transportó desde América el material fisionable para ensamblar la primera bomba atómica lanzada luego contra Hiroshima. También es conocido por ser el penúltimo barco estadounidense en ser hundido durante la Segunda Guerra Mundial (el último fue el submarino USS Bullhead) y por el trágico final de muchos de sus náufragos, que quedaron a la deriva, olvidados por la armada norteamericana, sin agua potable y atacados y devorados por tiburones.

Su vínculo atómico

El 16 de julio de 1945, cuando a 85 km de Alamogordo (Nuevo México) se experimentaba la primera prueba (Trinity) de bomba atómica, el crucero USS Indianápolis estaba atracado en los muelles de San Francisco (California). El Indianápolis era el buque insignia de la 5ª Flota Naval de Estados Unidos y se reparaba de los destrozos que le había causado un avión japonés kamikaze, el 31 de marzo de ese año en aguas del Pacífico. Este crucero fue elegido por el solo criterio de estar disponible para un paso crucial del proyecto Manhattan. En efecto, el USS Indianapolis no era el más rápido, ni el mejor armado, adolecía de defectos estructurales tales como tener el centro de gravedad demasiado elevado y una tripulación relativamente novata.

El mismo 16 de julio, el crucero fue rodeado por agentes y policía militar, y misteriosos contenedores de plomo se colocaron en el hangar del buque. Se apostaron guardias en las entradas del hangar con instrucciones expresas de tirar a matar a cualquiera que entrase al hangar sin autorización. Los tripulantes, incluyendo a su Capitán Charles Butler McVay III, desconocían que la carga supersecreta consistía en Uranio-235 y otros componentes y que estaba vinculada al proyecto Manhattan. Charles Butler McVay III estaba al mando del USS Indianápolis desde noviembre de 1944. Tanto McVay como los tripulantes ignoraban que con la misteriosa carga transportada se armarían las dos bombas atómicas que el 6 y 9 de agosto de ese año serían lanzadas sobre blancos seleccionados en Japón. Los disparadores y otros elementos se transportarían por aire.
La misión del capitán McVay y su barco consistía en trasladar la carga a las bases aéreas norteamericanas cerca de Japón (específicamente en Tinian) a la máxima velocidad y sin escolta. No se debían hacer preguntas sobre la naturaleza de la carga y se instruyó a la tripulación de que no se acercaran a la zona de hangar bajo pena de muerte en el acto o consejo de guerra. El capitán McVay fue instruido de que en caso de hundimiento en aguas seguras, la carga era prioritaria sobre la vida de los marinos, y si el siniestro era en aguas hostiles, la carga debía arrojarse por la borda hacia los abismos, antes que cualquier balsa de salvamento.
En sólo diez días el crucero navegó 5.300 millas náuticas al oeste hasta el atolón de Tinian, base de operaciones de los bombarderos Boeing B-29 Superfortress, el Indianápolis rompió un récord de velocidad para ese tipo de navío: solo repostó lo justo y necesario en Pearl Harbor. Allí depositó su mortífera carga el 26 de julio de 1945; sólo estuvo el tiempo necesario para descargar lo transportado. El alto mando no informó por los conductos regulares del mando central de las actividades de esta unidad por motivos de seguridad, por lo que se ignoraba que el crucero USS Indianápolis estuviese en el área de Guam.

Destino final.
Cumplida esta misión, el 29 de julio, el barco se dirigió a Guam, 100 millas al sur. De allí partió el 30 de julio hacia el Golfo de Leyte, en las Filipinas, para unirse al USS Idaho y realizar tareas de entrenamiento previo a la ya concebida invasión de Japón. Al recibir la orden de partida, el Capitán McVay solicitó una escolta naval para el tránsito por aguas tradicionalmente peligrosas. Pero ésta se le negó argumentando que las aguas desde Guam hasta las Filipinas ya estaban limpias de barcos de guerra japoneses.
El USS Indianápolis navegaba en solitario por la ruta señalada en zig zag antisubmarino. Hacia el atardecer del 30 de julio, McVay ordenó abandonar el zig zag para ahorrar tiempo de desplazamiento. Poco después de la medianoche, fue percibido por un submarino japonés de Primera Clase, el I-58 comandado por el capitán Mochitsura Hashimoto, quien esperó que la silueta identificada como un crucero enemigo estuviera a no menos de 600 metros, ya que no quería fallar. Minutos después de la medianoche el crucero recibió dos impactos de torpedo que sorpresivamente le lanzó el submarino I-58 comandado por Mochitsura Hashimoto. El primer torpedo dio a proa y prácticamente desintegró esta sección, y el segundo torpedo dio en los generadores eléctricos que dejaron sin energía al resto de la nave. Debido a que este crucero poseía un centro de gravedad elevado, se inclinó hacia estribor. La tripulación luchó por soltar las balsas, finalmente el crucero se hundió en escasos doce minutos, en ese momento más de 300 marinos habían perecido ahogados o muertos por el impacto de los torpedos.
Lucha por la supervivencia y juicio
De los 1196 oficiales y demás tripulantes, unos 880 lograron lanzarse con vida al mar. Comenzó entonces para ellos una de las más trágicas historias de naufragio. A primeras horas del amanecer del 31 de julio aparecieron los primeros tiburones (probablemente tiburones oceánicos de puntas blancas, y no tiburones tigre).[1] Durante cinco días, manteniéndose a flote en grupos separados, algunos utilizaron sólo con salvavidas individuales y otros balsas de goma que pudieron rescatar del naufragio. Los hombres trataban de sobrevivir al hambre, la sed, la insolación, las heridas y, sobre todo, al ataque de los tiburones. Muchos también murieron debido a las alucinaciones que la ingesta de agua salada les provocó, matando así a algunos de sus propios compañeros.

Inexplicablemente, el mando naval norteamericano en Filipinas no se percató de la ausencia del Indianápolis, que debería haber arribado al Golfo de Leyte el 31 de julio. No fue sino hasta la mañana del 2 de agosto que los náufragos fueron descubiertos, de casualidad pues nadie los buscaba, por un hidroavión Ventura PV-1 de reconocimiento en patrullaje antisubmarino. Inmediatamente comunicó a su base «muchos hombres en el agua», radió su posición y se alejó por falta de combustible. Un hidroavión Consolidated PBY Catalina fue enviado, y al ver los tiburones atacando se arriesgó y amerizó, logrando extraer del mar a 56 marinos. El destructor USS Cecil Doyle fue el primer buque que, ya de noche, arribó a la escena. Se contaron 316 sobrevivientes en total, entre ellos, el Capitán McVay. Para entonces las pérdidas eran de 883 hombres de mar, de los cuales, casi la mitad había sido pasto de los tiburones.

Evadiendo sus responsabilidades, el alto mando naval norteamericano utilizó de chivo expiatorio al capitán McVay y le acusó de ser responsable de los hechos. Fue sometido a un consejo de guerra y encontrado culpable por no utilizar la técnica del zig-zag al navegar hacia Leyte. Atestiguó además Mochitsura Hashimoto, el capitán del submarino japonés de Primera Clase, I-58 hecho prisionero, argumentando que el ataque estaba hecho bajo estado bélico, que él era el cazador y el crucero hundido, la presa. Además atestiguó que si hubiese descubierto que el USS Indianápolis hubiese venido en trayectoria de zig-zag, el resultado hubiera sido el mismo ya que habría empleado sus Kaitens.
Presionado moralmente por los hechos, McVay se suicidó en 1968. A propuesta del Congreso, el Presidente Bill Clinton firmó una ley en el año 2000 que exoneró de responsabilidades al Capt. McVay por el hundimiento del crucero a su mando.

Curiosidades:
La tragedia del Indianapolis fue citada en la película “Tiburón” de Steven Spielberg: uno de los protagonistas, veterano de guerra (encarnado por el actor Robert Shaw), develaba que había sido náufrago de dicho barco y que tenía fobia a los escualos.
Se hizo una película: “Mission of the shark: The saga of the U.S.S. Indianapolis” (traducido como “Indianápolis: Misión Suicida”, o como “Misión Tiburón”), dirigida en 1991 por Robert Iscove

Fuentes: Free Photo Data Bank y Wikipedia

 

Tras el desembarco de los Aliados en Normandía, a un grupo de soldados americanos se le encomienda una peligrosa misión: poner a salvo al soldado James Ryan, cuyos tres hermanos han muerto en la guerra… este era el argumento de la película Salvar al soldado Ryan de Steven Spielberg. La muerte de tres hermanos en la guerra, justificaba que el gobierno de los EEUU ordenase traer de vuelta a casa al cuarto hermano que también estaba en el frente. Y si esta fue la trágica historia de una familia que intervino en la Segunda Guerra Mundial, podemos darle la vuelta a la tortilla y encontrar a la familia más afortunada… los nueve hermanos británicos Windsor que participaron en la Segunda Guerra Mundial regresaron sanos y salvos.

Con 68 años, y con mucho tiempo libre tras jubilarse, Bob Windsor decidió investigar qué había sido de la extensa familia de su padre… eran 16 hermanos (13 hombres y 3 mujeres). Después de la guerra, los hermanos se habían desperdigado por el mundo y apenas tenían contacto entre ellos; consiguió localizar a su tío Wally Windsor -el único de los hermanos que todavía vivía- en Edmonton (Canadá) y cuando fue a visitarle se encontró con un anciano de 90 años con los primeros síntomas de Alzheimer, así que poco le pudo ayudar… pero antes de marcharse vio en la pared un certificado Guinness World Records  que acreditaba que los nueve hermanos Windsor tenían el récord de la mayor cantidad de hermanos que sirvieron en la Segunda Guerra Mundial.

Bob con el certificadoBob con el certificado

Este galardón le sirvió para descubrir que en 1940 se habían alistado en el ejército británico: Albert (41 años), Jim (37), Harry (35), Bill (33), Arthur (31) -padre de Bob-, Tom (30), Dick (27), Sid (23) y Wally (18)…  y todos sobrevivieron al conflicto. Pero aún hay más… los tres hermanos mayores – George, Charles y Albert – lucharon en la Primera Guerra Mundial. Charles murió en 1917, durante la ofensiva en Francia, y allí quedó enterrado. George y Alfred, los dos hermanos varones que no pudieron alistarse, estuvieron trabajando en una fábrica de municiones y dos de las hermanas –Violet y May– lo hicieron de enfermeras. Edward, había muerto en 1922 con 7 años.

Arthur
Albert
BillBill
HarryHarry
JimJim
TomTom
DickDick
SidSid
WallyWally

Fuentes e imágenes: Cambridge News, Daily Mail

Saludos