Monthly Archives: July 2013

Hoy, 16 de Julio, se cumplen 802 años de la batalla posiblemente más importante de todas las que se dieron en el proceso de la Reconquista de la Península Ibérica. Cerca del pueblo de Santa Elena en Jaén, un ejército aliado cristiano formado por unos 62.000 hombres, se enfrentó a los aproximadamente 200.000 de la coalición almohade encabezada por Muhammad Al-Nasir, comocido entre los cristianos Miramamolín, versión en castellano del árabe Amir al-Mu’minin es decir «Principe de los Creyentes».
La mayoría de las fuerzas cristianas eran los castellanos de Alfonso VIII, pero con importantísimos refuerzos de las fuerzas aragonesas de Pedro II, navarros de Sancho VII, portugueses de Alfonso II, que envió a parte de su ejército, aunque él se quedó en Portugal, y las órdenes militares del Temple, San Juan, Santiago, Calatrava y San Lázaro, junto a voluntarios franceses y leoneses, voluntarios estos que acudieron al enfrentamiento sin tener al ejército del rey de León, Alfonso IX, que aunque quería participar enla batalla, había impuesto la condición de la devolución de ciertos castillos y plazas, para su participación oficial; como el rey castellano se negó, aquél no participó en la batalla. Aun cuando la amenaza era para todos los reinos, está claro que el ombliguismo de este país ha estado presente siempre… Pero volvamos a lo que hoy nos atañe.

Miramamolín, impulsado por la llamada a la guerra santa, tenía un ejército enorme: Andalusíes, marroquíes, árabes venidos de todo el Islam, almohades, la caballería africana, arqueros a caballo turcos, los temibles imesebelen, soldados-esclavos fanáticos unidos con estacas y cadenas, de modo que o luchaban o morían, porque no podían retirarse…

La batalla de las Navas de Tolosa

Representación de la batalla, hoy en el palacio del Senado …


La batalla fue el resultado de la cruzada emprendida por el rey Alfonso VIII, el arzobispo de Toledo Rodrigo Ximénez de Rada y el papa Inocencio III contra los almohades musulmanes que dominaban Al-Ándalus, que había llegado de nuevo hasta los Montes de Toledo, como consecuencia de la derrota del rey Alfonso VIII en la batalla de Alarcos en 1195, poniendo en peligro hasta la misma ciudad de Toledo. Así pues, en cuanto cesaron las treguas, el rey castellano, comenzó a preparar su desquite, contando además con aliados de fuera de las fronteras de los reinos de la península, atraídos por la cruzada convocada y porque se extiende la creencia, muy real, de que la intención de los almohades es volver a invadir toda la península y seguir los pasos de las primeras invasiones más allá. Tratando de evitar que los aproximadamente 30.000 cruzados “tramontanos” crearan problemas en Toledo, los concentra en las afueras, pero estos, acostumbrados a las cruzadas de oriente, asaltaron la judería toledana provocando una masacre y rapiñando el botín. Más tarde, con la rendición de la fortaleza árabe de Malagón, en la que se había ofrecido la misma a cambio de la supervivencia, los tramontanos pasaron a cuchillo a los habitantes, provocando más incidentes con los castellanos de Alfonso VIII, que continuaron con la toma de Calatrava la Vieja, en donde el rey había ordenado el trato humanitario de los habitantes, cosa que ya los tramontanos no soportaron y dejaron en la estacada a las tropas cristianas, a excepción de algunos cientos de caballeros franceses.
Despliegue

Disposición de los ejércitos


Y así avanzan hasta donde se encuentran las tropas almohades, a las Navas de Tolosa, (en donde hay un centro de interpretación de la batalla o si hacemos caso a la web de la diputación de Jaen “El museo invita al visitante a profundizar en el debate de la multiculturalidad y el diálogo entre civilizaciones, desde una reflexión crítica sobre los conflictos que vivimos en la actualidad y como una pequeña aportación a la cultura de la paz”… que? me gustaría visitarlo a ver que “interpretación” se hace… vuelvo, que me pierdo). Allí el califa Al-Nasir corta el acceso de los cristianos al valle, de forma que estos quedan rodeados por la montañas y con apenas capacidad de maniobra, pero entonces, se produce el milagro de que un pastor, “que Dios embió de repente” como escribió después de la batalla el rey Alfonso al papa, y al que le llamaron Martín Alhaja, les conduce por un paso llamado Puerto del Rey y cruzan la sierra, para al fin marchar contra las huestes de Miramamolin. Martin Alhaja, con el tiempo,y aquí entra la leyenda, se le identificará con San Isidro. patrón de Madrid y muerto hacía unos pocos años. Sobre esto hay abundante literatura, curiosa, pero que haría irse por otros derroteros esta entrada en el blog, y ya se me ha ido un par de veces.

Así pues, durante los días 14 y el domingo 15, se producen escaramuzas entre los contendientes, y es el lunes 16 cuando al fin los cristianos se deciden y atacan a la primera línea árabe, el cuerpo que debía recibir el choque frontal de la caballería cristiana. Era las tropas más fanatizadas por el Islam, los que entendían que estaban en una yihad contra los infieles cristianos, estos repiten la táctica de Alarcos, simulando una retirada inicial para contraatacar luego con el grueso de sus fuerzas de élite en el centro. A su vez, los flancos de caballería ligera almohade, equipada con arco, tratan de envolver a los atacantes que al verse rodeados, hace que acuda la segunda línea de combate cristiana, pero no es suficiente. La tropa de López de Haro con unas bajas muy elevadas, comienza a retirarse, aunque allí quedan el propio capitán, junto a su hijo, Nuñez de Lara y las Ordenes Militares en heróico combate.

Al ver retroceder a los cristianos, los musulmanes rompieron su formación cerrada para perseguirles, lo que fue un grave error táctico. Esta peligrosa maniobra de los musulmanes, debilitó el centro del ejército almohade . Al ver el retroceso de los cristianos, y la resistencia de Lopez de Haro, los reyes cristianos al frente de sus caballeros e infantes inician una carga, la carga de los tres reyes, y se lanzan al campo de batalla con todo lo que tenían. Era vencer o morir, vencer o ser invadidos por los almohades. Los flancos cargan contra los flancos del ejército almohade y los reyes marchan en una carga imparable. El rey Sancho VII de Navarra aprovechó que la milicia había trabado combate a su flanco para dirigirse directamente hacia la tienda roja Al-Nasir. Los doscientos caballeros navarros, junto con parte de su flanco, atravesaron su última defensa, los imesebelen, que muere peleando fiel a su promesa, y a las cadenas que les mantenían en su puesto. Estas cadenas son las que están desde entonces en el escudo de Navarra.

VidrieVidriera Colegiata Roncesvalles

Vidriera Colegiata Roncesvalles con Sancho de Navarra en el centro

El degüello dentro de la empalizada de Miramamolín fue terrible. Se dice que la carnicería en aquella colina fue tal que después de la batalla, los caballos apenas podían circular por ella, de tantos cadáveres como había amontonados. El ejército de Al-Nasir se desintegró. En la terrible confusión cada cual buscó su propia salvación en la huida, incluido el propio califa, huida que proporcionó a los cristianos un ingente botín de guerra, y del que se conserva entre otros muchos objetos, la bandera o pendón de Las Navas en el Monasterio de Las Huelgas en Burgos. Se considera el mejor tapiz almohade de los que hay actualmente en España.

El pendón de las Navas

El pendón de las Navas

Desde entonces los musulmanes de la Península Ibérica no se recuperaron y de esta derrota se inició la decadencia de la civilización árabe en la Península Ibérica. Además inició el desmembramiento de al-Ándalus en reinos de Taifas, que favoreció el avance de los reinos cristianos así como el inicio de la superioridad militar, económica y política de los reinos cristianos, hasta quedar el último reino musulmán, el de Granada, hasta que Boabdil “el Chico” último rey musulmán español, entregó las llaves del reino a los Reyes Católicos el 2 de febrero de 1492, terminando así los casi 800 años de Reconquista, y comenzando, unos meses después, otra epopeya de aquella España unificada, el Descubrimiento del Nuevo Mundo.

Pero esas son otras Historias….. Otras grandes Historias

La rendición de Granada

La rendición de Granada por Boabdil a los Reyes Católicos