Monthly Archives: May 2013

Eran las 02:41 de la mañana del 7 de mayo de 1945, en los cuarteles aliados en Reims, Francia, el general Alfred Jodl, jefe del OKW, firmó el acta de rendición incondicional para todas las fuerzas alemanas ante los Aliados. En la rendición podía leerse «todas las fuerzas bajo el mando alemán cesarán las operaciones activas a las 23:01 horas, hora de Europa Central, el 8 de mayo de 1945». La noticia de la rendición se extendió por toda Europa, las celebraciones en las grandes y pequeñas ciudades en todo el mundo aliado que habían sufrido aquellos años se dispararon sin control… Bueno, en todo el mundo, no. Stalin, enojado al saber de la rendición en Reims ante ingleses y norteamericanos (y.. ¡¡franceses!!), exigió una rendición incondicional y expresa ante los soviéticos, aun cuando en dicha firma había un representante soviético en ella, y suspendiendo cualquier celebración hasta que no se hubiera hecho efectiva esta, cosa que se hizo el 9 de Mayo. Y realmente continúa siendo así. El V-E victoria en Europa se celebra el día 8 para los aliados occidentales, y el 9 en los territorios “liberados” por la antigua Union Soviética, estableciendo separaciones, ya patentes desde hacía algunos años, entre los supuestos aliados contra la Alemania Nazi.

Rendición en Reims

Rendición en Reims


Realmente, aunque son estas las fechas de la rendición alemana, los distintos frentes se habían venido desmoronando rápidamente y desde la fecha del suicidio de Adolf Hitler, 30 de Abril, las rendiciones se habían sucedido a lo largo de todos ellos. Así el 4 de Mayo, el mariscal Montgomery recibía la rendición incondicional de todas las fuerzas en Holanda, noroeste de Alemania y Dinamarca, en Luneburg, cerca de Hamburgo, (en http://www.britishpathe.com/video/surrender-by-germans se puede ver un pequeño video de este momento).
Antes, el 1 de Mayo, el general de las Waffen SS Karl Wolff y el general Vietinghoff aceptaban la derrota y rendían todas las fuerzas alemanas, y las italianas fascistas que seguían luchando con ellos, a los aliados. Al día siguiente era Berlín quien capitulaba, seguido el tres de Mayo por Hamburgo, Bremen, Sajonia y Turingia, y el 5 la Kriegsmarine recibe la orden del almirante Doenitz de suspender todas las operaciones y regresar a sus bases, entregándose también todas las fuerzas en Noruega. Ese día 5 de Mayo comienza también un levantamiento en Praga contra las tropas alemanas, que acabará con una venganza sangrienta en Checoslovaquia contra los ciudadanos de origen alemán ó étnico alemán, de la que se desconocía hasta hace no mucho tiempo, la magnitud y crueldad con la que se aplicaron. El 6 era Goering el que se rendía al general Spaatz, así como la “Festung Breslau”, la fortaleza de Breslau la que se rendía, después de haber resistido las oleadas del Ejército Rojo durante varios meses. Y, al fin, llegada la noticia de la rendición del 8 de Mayo, cayeron el resto de los bastiones que aun resistían en puntos de toda Europa, desde la bolsa de Kurlandia, hasta los puertos de Dunkerke, Saint Nazaire (el 11 de Mayo!!), Lorient, Rochelle, y las islas británicas Guernesey y Alderney en el Canal de la Mancha.
Documento de la rendicion

Documento de la rendicion firmado el 7 de Mayo por Jodlde la rendicion


Aunque hubo algunos enfrentamientos hasta casi final de Mayo y los últimos soldados alemanes, custodios de una estación meteorológica en la isla noruega de Svalvard, fueron encontrados en el mes de Septiembre por unos pescadores de focas, el Reich de los Mil Años había dejado de existir. Al terminar la guerra en septiembre de ese mismo año, se habían extinguido las vidas de más 60 millones de personas, movilizado a más de 100 millones en 30 países distintos, en una guerra total (Totaler Krieg, término basado en una expresión del ministro de propaganda Goebbels durante un discurso ante enfervorizados oyentes), que hizo que, como nunca antes, se aunaran los esfuerzos económicos, industriales, humanos y científicos de las naciones beligerantes como nunca antes (y hasta ahora), se había visto.
Portada del ABC el 08 de Mayo de 1945

Portada del ABC el 08 de Mayo de 1945


Lamentablemente, el final de esa guerra no acabó con las guerras, ni tan siquiera la amenaza de la destrucción nuclear pudo conseguir que los poderes que más reforzados salieron de la contienda, la URSS y USA, se enzarzaran en una “Guerra Fría”, que aunque no llegó al enfrentamiento directo entre dichas potencias, si movieron sus peones para mantener bien caliente lo que siempre ha provocado las guerras: la ambición… Pero de la posguerra hablaremos otro día. Recordemos esta fecha, como lo que es, el fin de la barbarie más atroz que ha parido la “humanidad”. ¡Que no olvidemos de lo que somos capaces! ¡Feliz V-E!